Nace en Villa La Cava, un asentamiento en pleno San Isidro, como la oportunidad de poder generar un cambio en la mirada social hacia aquellos talentos que provienen de los barrios marginados. 

Cuando el foco de la mirada está mal dirigida, el prejuicio hace creer que el pobre no tiene sentido de vida y no es más que eso, un pobre sin sueños ni proyectos propios de superación. Pero sucede algo extraordinario cuando se utiliza a la música como herramienta y la mirada se centra en la esencia, en el apoyo y en la oportunidad de hacerse escuchar. De esta manera, el artista cobra valor y sentido, y a partir de allí surge Suena Eh!

Un sello discográfico diferente que promueve la inclusión social, otorgando la posibilidad,  a todos aquellos que provienen de barrios humildes de poder expresar sus historias de vidas. “Lo que pasa en el barrio es real, la tristeza, el amor, la angustia, es real”, hizo referencia uno de los artistas presentes en la noche de la presentación.

En las villas también hay personas talentosas y de gran nivel que pueden tener un futuro, que también tienen la posibilidad de salir de las calles haciendo lo que realmente les apasiona, llevando consigo una conciencia social que no todos tienen.

Suena EH! es un “sello discográfico independiente, pero dependiente de los artistas y de su éxito”, comentó Gonzalo Vidal Meyrelles en el lanzamiento del mismo.

Asimismo, añadió que “acá, en nuestro estudio de grabación propio, los artistas pueden editar sus materiales, grabar, generar sus videoclips, hacer conocer su arte. Ya grabamos con mas de 30 artistas, de diferentes géneros como el Trap, Rap, Reggaeton, Freestyle, Cumbia, entre otros”.

La discográfica cuenta con el apoyo de la Subsecretaria General de Cultura de la Municipalidad del partido de San Isidro. Dicha área se encarga de detectar el talento de los artistas y trabajar en conjunto para brindarles lo que necesitan, muchas veces poniéndolos en contacto con las productoras y los haberes técnicos que necesiten cada uno para su desarrollo, para crecer y llegar hasta donde deban llegar gracias a su talento nato.

Berlina Vorterix, una cervecería del barrio de Colegiales, fue la encargada de abrigar en la noche fría del martes, a mas de 12 de sus artistas que cantando, y entre aplausos y aplausos, nos hicieron conocer su material, con letras propias, por momentos románticas, un tanto alegres, por momentos tristes pero por sobre todo historias reales, sentidas y vividas en los pasillos del barrio.