La banda oriunda del conurbano sur presentó en BeatFlow su segundo disco El Destino Vs. La Suerte Universal, que venía gestándose desde el 2016 y a fin del 2017 se lanzó en las plataformas digitales. (PH: Carla Ruffolo)

Creo que lo importante en un show en vivo es crear un impacto en el público lo más pronto posible, de golpe. Así lo supo hacer Insolventes con sus primeras canciones: Nublado, Oscura Empatía, El Destino. No sin antes haber comenzado el show con una enigmática introducción sin músicos en escena.

Más tarde le siguieron Milagro dedicada a una de las personas de su staff que tiene una frase tatuada y La Suerte Universal, hasta aquí todas canciones del álbum que plantean el concepto central de la obra: el conflicto dicotómico del azar y sus consecuencias en la cotidianeidad.

En concordancia con el clima familiar en el público, sobre el escenario fueron integrándose invitados como Checho de La Potoca en Murga Luna y el Turko Fiorino en Soñadores no vencidos, también presente el productor Beto Grammatico.

Los años de carrera sin dudas traen sorpresas maravillosas pero también generan despedidas: la banda anunció la salida de su bajista JonásPanchito para los conocidos— y la incorporación de Leandro quien se sumó a tiempo para interpretar Repudiamos; en este tema, Tato Peréz (voz), cambió de vestimenta y salió al escenario con una remera blanca con la leyenda “Fernando, ni solo ni olvidado” haciendo referencia al caso de Fernando Padula, un chico de 23 años asesinado por la policía en septiembre del año pasado. La incorporación del nuevo bajista siguió con dos covers de Guasones: Gracias y Cien años más.

Luego de un breve receso, la banda regresó al escenario para finalizar su espectáculo: Sin perdón al olvido, Macumba, El manto y ¿A quién? interpretada por los hijos del cantante, así de tierno y rockero a la vez. Para no perder la costumbre de cada recital el público cantó a coro “una más, una más y no jodemos más” para desembocar en Yo Caníbal.


La familia como institución y el relato cotidiano como filosofía son los estandartes del show que logran las nuevas canciones del grupo.

Por lo bajo

Los encargados de calentar el escenario fueron los muchachos de Por lo bajo. Recorriendo el manto del hardrock y alternativo-pesado, el quinteto de San Martín se desenvolvió con repertorio propio y con dos reversiones de clásicos nacionales: Seminare y Bajan.

Además,  realizaron una reformulación un tanto Guns and Roses de Like a stone, la obra que catapultó a Audioslave hacia la masividad.

En los momentos finales, el show contó con una joyita: Ángel, una canción compuesta por el padre del guitarrista Andy Gawel.  


Además de él, integran Por lo bajo Facundo Gardi (voz), Ezequiel Petroccelli (guitarra), Facundo Meyerhoffer (bajo) y Lucas Herrera (batería).

Para ver el álbum completo entrá a INSOLVENTES EN BEATFLOW